La adaptación de los niños a la mudanza.

Uno de los principales retos para una familia que realiza una mudanza a un nuevo hogar consiste en la adaptación de los niños a la nueva casa.

Generalmente no se lleva en cuenta que la mudanza consiste en un gran cambio para los niños, ya que estos deberán acostumbrarse a su nuevo hogar.

Mientras más pequeños sean los niños, más afectados se verán por la mudanza, ya que estarán dejando para atrás el sitio que conocen para encontrarse un lugar desconocido, por este motivo durante los primeros días o meses los niños se sentirán perdidos y extrañaran su antigua casa, lo que conllevara a que a estos les cueste trabajo conciliar el sueño.

Existen ciertos factores que deben ser llevados en cuenta al momento de mudarse a una nueva casa, los expertos aconsejan especialmente con respecto a los niños que las costumbres sean modificadas gradualmente en el nuevo hogar, tratando de realizar las mismas tareas cotidianas realizadas en el antiguo hogar durante un tiempo, hasta que los niños se acostumbre.

Una forma de hacer que las actividades cotidianas no cambien de golpe  es llevando a los niños a los mismos lugares, como la escuela, el club deportivo, el parque.. de esta manera no sufrirán tanto con el cambio.

Los niños normalmente no participan en la decisión de mudarse a una nueva casa y muchas veces no entienden cuáles son los motivos de la mudanza, por eso los adultos deben entender que el proceso de adaptación en los niños puede demorar más.

En caso de que el motivo de la mudanza sea una circunstancia familiar como el fallecimiento de uno de los padres o un divorcio, es recomendable esperar un tiempo antes de realizar la mudanza, para evitar que los cambios sean muchos cambios para los niños.

Sería bueno que los padres hicieran participar a los niños en el proceso de decisión de la mudanza, y en la búsqueda de la nueva casa. De esta forma ellos se acostumbraran más rápido al cambio. Muéstrele su nueva habitación, dígale cuáles serán las ventajas del nuevo hogar de esta forma se acostumbraran y apreciaran su nueva casa.

Siempre es bueno que los más pequeños estén informados acerca de la mudanza que se planifica e incluso es muy aconsejable que participen en la búsqueda del nuevo hogar y que lo conozca cuanto antes.

Podría explicar a su hijo el proceso de cambio del hogar por medio de un cuento, o de un modo lúdico para que pueda darse cuenta de lo que está sucediendo.

Otra buena forma de que el niño sienta la nueva casa como suya es ir dejando juguetes suyos en la nueva casa vacía, de esta forma encontraran sus cosas cada vez que vayan de visita antes de la mudanza.

Otro truco seria no cambiar completamente los muebles del niño, consérvelos y adáptelos a la nueva habitación.

En cuanto al día de la mudanza, lo más recomendable es que los niños no estén presentes, déjelos en la escuela o en casa de un familiar o amigo.

Recuerde una mudanza es un proceso complicado para los más pequeños y por ello debemos tomar los cuidados necesarios.

En MudanzasTucan contamos con servicio de mudanzas locales, nacionales e internacionales.

Anuncios