Consejos para ayudar a las personas mayores en una mudanza.

Las personas mayores necesitan un cuidado especial durante una mudanza.

Ya sea que esté ayudando a un anciano a trasladarse a una casa de retiro o con usted a la suya, tenga especial cuidado y trate de tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Sea amable. Esto puede parecer que no tiene importancia. Sin embargo, cuando ayude a clasificar y empacar sus cosas, tenga en cuenta que las personas mayores muchas veces ya no tienen la capacidad de hacer lo que solían hacer cuando eran jóvenes, por lo tanto esto puede dar lugar a hábitos de limpieza deficientes.

2. Ayuda. Como todos nosotros, las personas mayores tienden a mantener las cosas que no necesariamente necesitan o que no utilizan nunca. Tenga cuidado cuando le sugiera que se deshaga de estos bienes.  Pregúntele si utiliza esas cosas y si le importaría donarlas. Si se trata de algo muy especial que le gustaría conservar, pero el nuevo hogar no cuenta con suficiente espacio, sugiera mantenerlo en la familia, dándole a un nieto o hermano u otro familiar.

3. En el nuevo hogar: trate de colocar los objetos de una manera similar, para que su nuevo hogar sea parecido al anterior.  Sea lo mas detallista posible en cuanto a la organización de los muebles del dormitorio y a la colocación de la fotos de la familia. Esto le ayudará a sentir al nuevo lugar como su casa.

4. Averigüe antes de la mudanza, cuánto espacio tiene el nuevo hogar. Si se muda de una casa de tres dormitorios a un departamento de una habitación,  entonces juntos tendrán que decidir lo que se llevara. Una vez más, haga la oferta de mantener las piezas que no pueden llevarse en la familia.

5. Comience con algo pequeño. Tome un día para estar con la persona mayor para hablar sobre la mudanza y lo que puede esperar. Darles pequeñas tareas que hacer. Pídales que pasen sólo 15 a 20 minutos al día realizando un trabajo para ayudar. Deje que ellos decidan lo que les gustaría hacer y lo que podrían encontrar difícil de hacer. Tomar pequeños pasos le ayudará a que el anciano se acostumbre a la idea de la mudanza.

6. Pida a la persona mayor que clasifique objetos para llevar.

7. Planificar el movimiento. Espere el tiempo necesario que la persona mayor no se sienta presionada. Clasificar las cosas que ha juntado a través de años es difícil y a veces doloroso emocionalmente. Deles tiempo para absorber el cambio.

8. Contratar ayuda externa. A veces es más fácil para sus padres preparar la mudanza con una tercera persona que con sus hijos. Hay muchas compañías que se especializan en mudanzas de personas mayores, ofrecen una gran comodidad tanto a la persona mayor y al resto de la familia.

9. Sea paciente. Permita que la persona mayor que se muda tenga tiempo para decir adiós. Si se toman más tiempo para limpiar el cajón de su escritorio, debido a que ha encontrado una pila de fotos, otórguele tiempo para observar las fotos y recordar. Esta es una parte muy importante del proceso. Sea paciente. Escuche.

Anuncios