Seguridad y vigilancia en una mudanza.

Para  que una mudanza sea eficaz y, además, cuente con las mínimas garantías necesarias, es fundamental tener en cuenta la responsabilidad y legalidad de la empresa que contratamos. La empresa deberá estar inscrita en el registro municipal, además deberá contar con un seguro de responsabilidad civil y sus empleados deberán estar asegurados, también deberá cumplir con todos los requisitos que la Ley exija para el sector.

Es importante recalcar que hay que desconfiar de aquellas empresas que ofrezcan presupuestos muy bajos, ya que el servicio, la calidad y la eficacia deben estar en primer lugar.
Por otro lado, para contar cierta seguridad de que los objetos que serán trasladados están debidamente identificados, habrá que revisarlos minuciosamente y, sobre todo, contratar un seguro que indemnice los posibles desperfectos y pérdidas.  
Con respecto al servicio de guardamuebles, suele ponerse a disposición del cliente una serie de pólizas con la finalidad de proteger los objetos guardados contra los incendios, las plagas o los robos. También, suele ser usual la vigilancia 24 horas, con la utilización de sistemas electrónicos y alarmas conectados a una central de vigilancia o policía.

El seguro de los bienes.
Aunque la empresa contratada sea una empresa responsable y seria, pueden tener lugar ciertos accidentes con los objetos y enseres trasportados. Por ese motivo es muy importante contar con un buen seguro de bienes que proteja los intereses del cliente ante cualquier perdida o desperfecto que se pueda producir durante la operación.

 

La empresa de mudanzas tiene la obligación de asegurar la carga trasladada, con cobertura desde la manipulación, el transporte hasta la entrega. Actualmente, el porcentaje pagado en la prima se encuentra entre el 6 y el 8 por mil del valor total de la mudanza.
Debemos tener en cuenta, que el seguro básico, que en la mayor parte de los casos, ofrecen las empresas de mudanzas no cubren algunos objetos como obras de arte, por lo que si deseamos asegurar dichos objetos debemos establecer una serie de clausulas o contratar un seguro adecuado, ya sea con la compañía de mudanzas o con una aseguradora, para evitar de este modo problemas mayores.
Antes de contratar el seguro ofrecido por la compañía de mudanzas, revise si la póliza de seguro de propiedad hipotecaria cubre todas sus pertenencias durante la mudanza.
Mudanzas Tucan, mudanzas Málaga.
Anuncios