¿Te mudas? Elimina las cosas innecesarias

© Copyright 2010 CorbisCorporation

Te toca mudarte, tienes la empresa de mudanzas elegida,  el contrato firmado y la fecha decidida para el gran acontecimiento, ahora tienes que enfrentarte a la dura tarea de ir guardando en cajas todo lo que te llevarás a tu nuevo hogar. Pensamos que este momento y el momento de desembalar y colocar todo en la nueva vivienda, son los más tediosos y engorrosos cuando hablamos de mudarnos, porque implica un quebradero de cabeza importante en el que tendremos que descolocar, sacar, elegir y clasificar para luego hacer lo mismo en el lugar de destino, con el fin de colocar todo lo que nos llevamos a cuestas en los sitios adecuados para cada cosa.

El objetivo de Mudanzas Tucán en este artículo, es aclararte un poco las ideas cuando estés frente a tus armarios, despensas, cajones, trasteros, etc., y tengas que decidir entre estas dos preguntas: ¿Me lo llevo todo tal cual a la nueva casa? o si no me lo llevo todo, ¿Qué desecho y qué no? Para ello lo primero que debes recordar es que:

Mudarse implica dejar cosas atrás.

Sabemos que no es fácil deshacerte de las cosas, sobre todo aquellas a las que les has tomado cariño o que representan una época especial de tu vida. En otros casos guardas cosas porque piensas que luego las podrás necesitar, o como en el caso de la ropa guardas kilos y kilos de prendas de vestir, para cuando hagas esa súper dieta que te ayudará ponerte en forma, puedas disponer de ella para vestirte. En fin, hay mil razones para justificar el guardar, almacenar, no tirar, etc.,  sin embargo, lo importante es que recuerdes que cambiar de lugar de residencia implica por supuesto dejar cosas en el pasado, y es precisamente esto lo que te tiene que dar las fuerzas para decidir qué cosas abandonas y con cuáles te quedas.

Si estás de acuerdo con nosotros, entonces la pregunta que está deambulando en tu mente debería ser:

¿Qué necesito para determinar lo que me habré de llevar?

En primer lugar te aconsejamos que seas objetivo. Si te lo piensas mucho casi con toda seguridad al final te lo llevarás todo. Esto es porque empezarás a justificar el por qué guardas esto o aquello y terminarás no decidiéndote por dejar nada, o dejando mucho menos de lo que realmente deberías. Una pregunta importante que debes hacerte es: ¿Esto realmente lo necesitaré el día de mañana?, y si la respuesta es positiva entonces pregúntate: Cuando vuelva a necesitar esto, ¿realmente estaré en condiciones de adquirirlo otra vez nuevo, o es algo imposible y por ello tengo que guardarlo?.  La respuesta a estas preguntas determinará si este objeto viajará contigo o se quedará apartado para siempre.

En segundo lugar, cuando se traten de cosas que simbolizan momentos positivos e importantes en tu vida, deberías plantearte si hasta ese momento que lo has encontrado en un rincón de un armario, u olvidado entre un montón de libros, habías necesitado eso para recordar esos momentos que viviste. Hay cosas que guardamos porque simbolizan algo hermoso, y sin embargo desde el día en que lo guardamos nunca más lo volvemos a ver, hasta que claro, nos toca hacer una mudanza. Piensa en ello y decide.

En tercer lugar, en el caso de los objetos utilizados para almacenar, como bolsas, cajas, etc, estarás de acuerdo con nosotros que aunque son cosas reutilizables y necesarias,  no por ello debemos almacenar hasta el infinito este tipo de cosas. En Mudanzas Tucán te aconsejamos que te pongas un límite de almacenamiento para estos elementos. Por ejemplo: “Guardaré hasta 20 bolsas de plástico, o hasta 10 cajas de cartón por mes”. Establece el límite basado en el tiempo que tardas en usar estas cosas y cada cuánto puedes volver a abastecerte de las mismas.

En cuarto lugar, queremos traer a tu mente una expresión popular que dice que “Si algo tiene más de seis meses guardado, entonces no es algo que necesites”. Nosotros extendemos este plazo de tiempo un poco más y lo elevamos a “un año”. Piensa y analiza bien: ¿Realmente crees que esa lámpara que tienes guardada más de un año, porque un día podría valer para determinado rincón de la casa, la usarás de verdad? Te decimos que la probabilidad de que así suceda es bastante remota, y tú mismo nos puedes decir si llevamos razón o no por la experiencia vivida. Si esto es así, entonces desecha todas aquellas cosas que llevan guardadas tiempos y tiempos inmemorables “por si acaso”. En Mudanzas Tucán, estamos seguros que no las necesitarás en el futuro.

En quinto lugar están los libros. Si, aquí tocamos un terreno complicado, pero si bien es verdad que hay libros que son verdaderas joyas, no tanto por lo que cuestan, sino por lo que guardan dentro de sí, libros que podemos tener como material de consulta permanente para nuestras vidas o nuestros trabajos, también es cierto que hay otros muchos que una vez que los hemos leído jamás volvemos a tocar nunca más. Un ejemplo para ayudarte: los libros de los niños cuando estaban en infantil o en primaria. ¿Por qué los guardas? Piensa si realmente es necesario guardarlo o posiblemente sea algo que nunca más se vuelva a abrir y sólo estén ocupando un espacio necesario para otras cosas más importantes. Un consejo: Dona esos libros a una biblioteca, o véndelos de segunda mano por internet.

Y por último un consejo final: No se te ocurra tirar las pertenencias de algún otro miembro de tu familia sin su consentimiento. Esto es muy habitual en padres o madres con relación a los hijos, porque sienten que controlan todo lo que tiene que ver con ellos, y por tanto también pueden determinar qué cosas de las que guardan son útiles o no. Recuerda que Benito Juárez el libertador de México dijo una vez que “el respeto al derecho ajeno es la paz”. Involucra a toda tu familia en este proceso de elección de lo importante o no a la hora de realizar tu mudanza. Seguro que a ellos también les vendrán bien los consejos y sugerencias que aquí te exponemos.

Para terminar nos gustaría invitarte a echarle un vistazo al artículo “Consejos para que su mudanza sea más sencilla”. Encontrarás ahí ayuda para facilitar el proceso de tu mudanza. Estas ideas te ayudarán también para tener claro qué cosas debes conservar y cuáles no, de cara a cómo dificultaría tu traslado y tu establecimiento en el nuevo hogar. Mientras tanto esperamos que esta labor te sea lo más leve posible y cuenta con Mudanzas Tucán para cualquier cosa que necesites al respecto. Te estaremos esperando.

Anuncios