Recomendaciones a la hora de embalar objetos en tu mudanza

Ya conocemos que una mudanza siempre acaba siendo muy estresante y a veces traumática. Para ello se toman siempre todo tipo de precauciones necesarias para evitar cualquier contratiempo en forma de rotura o desperfecto de alguna pieza valiosa. Es por ello que el embalaje de los objetos más frágiles sea quizá la parte más importante de la mudanza.

Existen 2 grupos claramfragil-blog-250x250ente diferenciados en lo que a objetos frágiles se refiere. Por un lado están los artículos delicados como la cerámica o el cristal, ya sean espejos, vajillas…y por otro lado los artículos electrónicos, ordenadores, tablets…También podría incluirse otro grupo en el que formarían los cuadros y las fotos en grandes marcos.

Una vez que ya hemos identificado los objetos que nos van a ser más complicados y los que debemos tener especial atención, tenemos que conseguir los materiales necesarios para su embalaje. Los más característicos son el papel de periódico y plástico de burbujas. Tampoco pueden faltar grapadoras, cajas y cintas adhesivas.

Consejos básicos a la hora de embalar las piezas frágiles

Cuando ya tenemos todos los materiales necesarios, sólo nos queda seguir una serie de recomendaciones que te detallamos a continuación.

  1. Base resistente

En la parte inferior de cada caja se debe colocar una buena base de material amortiguador para que actúe como colchón. Uno de los recursos más apropiados para cumplir esta función son las bolas de papel de periódico o revistas. También pueden ser muy útiles los cartones de envases de huevos, sobre todo si la caja de embalaje no contiene objetos demasiado pesados.

  1. Objetos frágiles, por separado

No se debe envolver dos artículos frágiles, ya que al estar en contacto pueden romperse. Cuanto más delicadas sean las piezas, mayor será el cuidado que habrá que tener al envolverlas una por una con plástico de burbujas.

  1. Fijos dentro de las cajas

También hay que tratar de que los objetos queden dispuestos de tal manera que no se muevan. Por ellos, en la caja no deben quedar huecos libres, sino que tiene que estar rellena de algún material ligero pero resistente. A veces también se puede emplear cinta adhesiva para fijar los artículos en el interior de la caja, aunque nunca es conveniente que queden pegados sin relleno a las paredes.

  1.   Artículos electrónicos, en cajas apropiadas

Para los objetos de electrónica de un tamaño más grande como por ejemplo los televisores de plasma, lo más recomendable son las cajas originales de dichos productos. Lo mejor es conservar la caja con las piezas de corcho que lo sujetan mejor en su interior. Por eso a la hora de la mudanza puedes empezar a buscar alguien que haya comprado productos similares próximos a tu mudanza.

  1. Apuntar en la caja que el contenido es frágilfragil2.art

Es fundamental apuntar la palabra “Frágil” de manera bien visible en el exterior de las cajas correspondientes. También se pueden hacer otras aclaraciones, como el sentido en el que conviene colocarla o si hay que evitar por precaución colocar otros bultos encima, etc.

  1. Cajas resistentes y seguras

Hay que asegurarse de que las cajas de los artículos frágiles estén fabricadas en un cartón firme y resistente y de que queden bien cerradas. Se prefiere pasarse con la cinta adhesiva y no quedarse cortos: si una caja se desmonta o se rompe durante el traslado, las consecuencias pueden ser irreparables.

  1. La protección

La ropa en ciertos casos puede funcionar como protección para ciertos objetos, pero hay que tener cuidado. Siempre que se pueda, es mejor utilizar productos específicos, como los plásticos de burbujas. También se puede recurrir a otros elementos, como virutas de papel o de materiales sintéticos.

Anuncios